fbpx
eficiencia energetica, hombre, casco, azul, bureau veritas

La eficiencia energética dejó de ser un asunto empresarial y pasó a ser un tema conocido en nuestra vida cotidiana, pues el uso racional de los recursos es una responsabilidad colectiva. Por lo tanto, se ha convertido en una expresión de la consciencia social y sus estrategias van dirigidas a medidas sencillas pero útiles. En este artículo conoceremos un poco más de los principios y algunas ideas que pueden ayudar en este propósito de gestionar energía de manera sostenible.

¿Cuáles son los principios de la eficiencia energética?

Con el fin de lograr la relación rendimiento/costo en la gestión, la eficiencia energética define estos principios:

Suficiencia energética y enfoque en la limitación del consumo energético. Hay que preguntarnos cómo podemos limitar las necesidades de un servicio antes de pensar en cómo hacer su suministro de manera eficiente.

Los múltiples beneficios de la eficiencia energética suelen ser mucho más valiosos que el ahorro de energía por sí solo. Las inversiones en eficiencia energética serán más viables y atractivas si se tienen en cuenta de forma sistemática aspectos como el aumento de la productividad, la mejora del confort y la salud, la menor rotación de personal, la creación de empleo y la seguridad energética.

Los estrictos requisitos de rendimiento energético para productos y electrodomésticos, edificios y vehículos garantizan que los productos de peor rendimiento desde una perspectiva energética o climática se retiren del mercado, mientras que el etiquetado y otras medidas ayudan a promover mejores productos. Los requisitos de desempeño deben estar respaldados por estrictas métricas, estándares y definiciones.

Diseño adecuado desde el principio. Las tecnologías pasivas para calefacción y refrigeración reducirán la necesidad de inversiones adicionales en tecnologías que utilizan energía y suministro de energía. Estas opciones de diseño tienden a crear viviendas y espacios de trabajo mejores, más saludables y más cómodos, más resistentes a los impactos y al cambio climático.

Rastrear el progreso. Hay necesidad de indicadores de eficiencia energética más claros y una nomenclatura uniforme para permitir la comparación y reducir los costosos errores de comunicación. Debemos recopilar datos sobre el progreso y evaluar qué funciona y qué no.

Desbloquear capital. Un análisis reciente muestra que las tecnologías de uso final eficientes proporcionan un mayor rendimiento social de la inversión que las tecnologías de suministro de energía. Un número cada vez mayor de inversores desea invertir en eficiencia energética y necesita un marco de políticas adecuado para fomentar que las fuerzas del mercado puedan ayudar a desbloquear el capital.

eficiencia energetica, graficos, sistemas, gestion
Inversión en tecnologías de eficiencia energética a nivel mundial (2014-2018)

Hacer de las empresas eléctricas aliadas de la eficiencia energética. Las empresas de servicios públicos no solo deben entregar energía, sino también ahorrar a sus clientes e incluir una regulación de tarifas u otro mecanismo para alinear los intereses económicos de las empresas de servicios públicos con los objetivos sociales y ambientales.

Es necesario comprender el comportamiento y lo que impulsa el consumo de energía para crear políticas efectivas. Hay que tener en cuenta los aspectos de comportamiento y los cambios estructurales necesarios para facilitar medidas respetuosas con el clima y con bajo consumo de energía.

Una transición energética justa y equitativa. La transición debe ser equitativa. La eficiencia energética puede ayudar a crear las condiciones adecuadas para ello, pero los ciudadanos vulnerables pueden necesitar más apoyo para poder participar en la transición.

El acceso a la energía no es un hecho. Todos los ciudadanos del mundo deberían tener acceso a servicios energéticos sostenibles, como iluminación, cocina y aislamiento térmico.

eficiencia energetica, imagen, blog, Iso 50001
Por otra parte, las estrategias para la eficiencia energética son variadas. Dentro de ellas se encuentran:
  • Construcciones con residuos/Agua/carbono cero.
  • Reacondicionar construcciones.
  • Reducir el uso de aire acondicionado.
  • Construcciones inteligentes.
  • Aparatos y electrodomésticos eficientes.
  • Innovación en procesos de manufactura.
  • Vehículos limpios.
  • Uso de fuentes alternativas de energía.
  • Reducir pérdidas o fugas de energía en los sistemas de distribución.

Si bien las estrategias y el contexto de la eficiencia energética es extenso, cualquier medida para reducir el impacto y promover el uso responsable será útil. Demanda un esfuerzo, pero la recompensa es grande: un respiro al planeta y a las finanzas. Una norma es una buena guía, pero en realidad lo importante es la motivación hacia el cambio y el ahorro.

Referencias ACEEE (2019). 12 strategies to step up global energy efficiency.
cursos en vivo

Auditor interno ISO 50001

Evalúa los elementos e indicadores de un sistema de gestión energética

Compartir

Comparte esta información con tus conocidos

×